13

La magia de la ampolla flash

Si para el gran día has decidido maquillarte tú misma, tienes que prepararte muy bien. Desde que sabes que te casas, te cuidas aún más y eso está bien, bebes 1 litro de agua al día para hidratar tu piel, comes sano y haces un poco de ejercicio, ¿verdad? Además de todas esas buenas decisiones tendrás que hacerte una limpieza de cutis varias veces antes del gran día para lucir una piel perfecta, sana, hidratada y de aspecto impecable.

Aún así sabemos que los nervios, la falta de sueño de la noche anterior y las preocupaciones pueden afectarte un poco y eso, irremediablemente, se reflejará en tu piel. ¡Pues no! ¿Por qué? Porque a partir de hoy, por si no lo sabías, cuentas con una amiga que te ayudará a ser la más guapa el día de tu boda: ¡la ampolla flash!

La ampolla flash es un fluido revitalizador que tiene una triple acción: hidrata la piel, la alisa y la ilumina de forma instantánea. Mejora el aspecto de la piel, tensa y difumina las arrugas, prepara el rostro para el maquillaje, y lo fija durante un mínimo de 8horas. Un verdadero efecto lifting barato, seguro y al alcance de la mano.

Se vende en cualquier perfumería, farmacias o centros de belleza, incluso en algún que otro supermercado. Lo mejor es que vayas probando, un día que salgas de marcha, para notar los efectos en tu cara y evaluar los resultados.

Se debe aplicar con la cara limpia y seca, haciendo masajitos con la punta de los dedos hasta su total absorción. Espera unos segundos, ¡y listo! Ya puedes aplicar tu hidratante habitual y la base del maquillaje.

En definitiva la ampolla flash es tu varita mágica para estar deslumbrante el día de tus sueños.

Terminemos con una receta de ampolla flash casera que puedes probar un dominguito en que te aburres en casa:

Te hace falta:

Una naranja
Seis cucharadas de aceite de oliva
Yema de un huevo

Mezcla la yema y el aceite de hasta conseguir una mayonesa. Agrégale unas gotas de zumo de naranja.
Lávate bien la cara, aplica haciendo masajes en la cara y el cuello
Déjalo actuar durante 10 minutos
Retíralo con agua fría y una toallita.
¡Verás qué piel más radiante!