12

Para un maquillaje perfecto

Al igual que todas las novias, quieres estar resplandeciente para ese día único. Tanto si has decidido maquillarte tú misma como si vas a confiar en un profesional, aplica estos consejos que nos ha dado un maquillador profesional para estar radiante:

APUESTA POR LOS COLORES
En estos tiempos de crisis cualquier cosa nos vale para alegrarnos un poco, y aunque los maquilladores siempre suelen decir que lo mejor es un maquillaje natural, las novias del 2009 tienen la posibilidad de sustituir los tonos pasteles y nacarados para atreverse con colores más vivos y efectos más elaborados.

UNA MIRADA DE ESCÁNDALO
Los ojos y la mirada es el punto más importante de toda la cara y hay que intensificarlo. Para ello es necesario acentuar la máscara en el borde de las pestañas, subrayar la mirada con un lápiz negro en el párpado superior y por debajo del ojo. La elección de la sombra de ojos depende por supuesto del color de los ojos: para los ojos verdes, nuestro maquillador profesional nos aconseja trabajar con el color bronce, colores con efectos dorados o verdes con toque de purpurina. Los ojos azules se ven muy favorecidos con sombras azul marino, naranja o de color cobre. En cuanto a los ojos marrones, se podría decir que casi todo está permitido, siempre y cuando se mantenga una armonía con el tono de la piel.

UNA BOCA GOLOSA
Parece ser que el lápiz y el brillo de labios han pasado de moda. Hoy en día se llevan los rojos lacados en las bocas finas y los burdeos mates, rosas o marrones para las bocas más carnosas.

PREPARAR SU PIEL ANTES DEL DIA “B”
Es importante lucir un aspecto totalmente sano y descansado para que el maquillaje resalte aun más. Para ello, tienes que mantener una higiene de vida diaria muy estricta. Varios meses antes, empieza a vigilar tu alimentación para que carezca de pescado, proteínas, frutas y fibras. Además de cuidar tu línea te brindará una tez uniforme y luminosa. También tendrás que beber mucha agua, dormir bastante y por supuesto, dejar los hábitos nocivos como el tabaco y el alcohol. Algunos días antes de la boda, un peeling o una limpieza de cutis (éste última se debería de hacer como mucho dos semanas antes por si la piel reaccionase de forma sorprendente) terminarán de preparar tu piel.

TEXTURAS ADAPTADAS
Cada novia es única y tiene una piel diferente. Los maquilladores se comparan muchas veces a pintores delante de un lienzo en el que deben realizar un trabajo minucioso. Es imprescindible, si el grano de piel es irregular, aplicar una base con textura mate para unificar el tono de piel y matificar las zonas en las que aparecen brillos (nariz, frente y barbilla). En una piel lisa, una crema hidratante y mate o una base neutra bastará. Lo importante es aplicar a continuación polvos para evitar los brillos que salen del calor o de las emociones fuertes, tan poco favorecedores en las fotos. Para ello también existen papeles absorbente especiales que te puedes llevar en un bolsito junto con tu neceser (que dejarás a cargo de una persona de confianza) por si te hace falta algún retoque a lo largo del día. Basta con aplicar el papel en la zona deseada para que absorbe el exceso de líquido y que tu piel vuelva a lucir perfecta, sin brillos.